“De roedores y menores”

Estimados lectores,

Ya podéis leer mi última columna en El Llobregat. En esta ocasión, comento algo que me ha dejado impactada: ver ratas en zonas donde juegan y estudian decenas de menores. Te dejo con los primeros párrafos del artículo, para abrir boca, y un par de fotos que lo acompañan.

Es cierto. Una noche, de vuelta a casa, me pareció que una sombra se movía entre unos contenedores de basura de la calle Travessera de Collblanc de L’Hospitalet de Llobregat. Me paré y allí estaba, la sombra hecha cuerpo y acompañada de una cola larga y delgada: una rata.
 

Intenté restarle importancia: es tarde, por aquí pasa poca gente y estamos al lado de unos contenedores de basura que recogen entre las diez y las seis de la mañana. Seguí caminando, con un cierto malestar en el cuerpo, cuando observé que otros dos roedores huían despavoridos de los columpios del Parc de la Granota hacia los contenedores que se encuentran al lado. Será que han derruido edificios en torno a la plaza Cadí y se han removido los cimientos, quise creer. A los pocos días, encontré una rata muerta justo al lado de la Escuela Menéndez Pidal. Entonces, sí, me preocupé.

 

Rata junto al Menéndez Pidalsuciedad en La Florida

Fotos: Eva Jiménez