¡Arranca tu tesis con un estado de la cuestión! Una idea para no sentirte aturdido cuando comienzas el doctorado

Francisco se siente “desbordado”. Me comenta que hace 20 días que ha iniciado el doctorado y que ya ha experimentado la “ansiedad” que acompaña las primeras lecturas. El post que le dediqué a María le ha aliviado un poco, tal vez por eso que dice el refranero español: mal de muchos, consuelo de tontos.  Intento ir más allá del consuelo y ofrecer algunas ideas, espero que útiles. Porque los males del doctorado se curan con más doctorado, es decir, con más horas de trabajo. Ahora bien, con trabajo bien orientado. Y ya sabemos que esto no siempre es así, ¿verdad?

Algunos investigadores recomiendan buscar artículos sobre la temática que nos interesa que aborden el asunto desde perspectivas diferentes y agruparlos de cinco en cinco. Artículos, y no libros, para leer más fuentes más rápido. Desde perspectivas diferentes, para ver mejor las diversas formas de encarar el tema. De cinco en cinco, para pararnos cada vez que leamos un bloque, pensar, escribir… Si tuviera que dirigir alguna tesis, yo recomendaría algo parecido, pero distinto.

Creo que muchas veces nos sentimos desbordados porque, al igual que sucede con las malas digestiones, hemos leído mucho y muy rápido, sin tiempo para saborear ni digerir, sin tiempo para pensar. Creo que muchas veces nos sentimos aturdidos porque no somos capaces de verbalizar o expresar con nuestras propias palabras lo que hemos leído previamente y de ahí deducimos, erróneamente, que no hemos aprendido nada.

revistas-cientificasLo que yo te sugiero, querido Francisco y todos los Franciscos del ciberespacio, es que busques las 10 o 15 revistas académicas de referencia o impacto en tu ámbito (en la biblioteca de tu facultad te ayudan, seguro), pues allí estarán, con toda probabilidad, los mejores de tu especialidad. Te sugiero que hagas lo que se llama un vaciado, esto es, que vayas buscando los artículos sobre el tema en el que quieres profundizar en los años que te interesen. También podrías buscar los artículos a través de bases de datos de referencia (que también te facilitarán en tu biblioteca), pero enseguida verás por qué te recomiendo lo primero. Cuando hayas localizado y/o descargado los artículos que te interesan, comienza a leerlos con calma, de cinco en cinco si quieres, y te paras a pensar un poco en lo que vas leyendo y tomando algunas notas en un cuaderno. No son ideas definitivas, no hay que guardarlas todavía en el ordenador, sino sólo pensar. Que ya verás que no es tan fácil como parece.

Todos los que empezamos en un campo de estudio sabemos que se ha escrito muchísimo sobre el tema antes de llegar nosotros. Por eso, lo más probable es que haya muchas formas de entender los conceptos básicos que conformarán tu marco teórico. Por ejemplo, si a mí me interesa el periodismo y la ética, es seguro –lo he comprobado- que tendré que tener una idea muy clara de qué entiendo por periodismo y por ética, pues todo ello condicionará la forma de abordar el trabajo de campo. Concreto un poco más. Si considero que los comunicadores de gabinetes de prensa son periodistas, entonces tendré que incluirlos en mi muestra; no así si no los considero como tales. Lo que quiero decir es que la revisión bibliográfica que te propongo te ayudará a conocer cómo entienden los investigadores profesionales los conceptos básicos sobre los que se asentará tu trabajo.

Como la mente no se aclara hasta que uno pone nombre a las cosas o las expresa a su manera, te propongo que elabores un artículo donde aportes un estado de la cuestión sobre el tema que te interese, que te vendrá de perlas para aclararte y para realizar tu primera aportación al mundo académico. Y te aseguro que se trata de algo más que iniciarte en la carrera académica, que también. Se trata de hacer tangible un proceso intangible que, por eso mismo, genera tanta ansiedad. Porque si no ves nada, crees que no tienes nada.  Volviendo al ejemplo de antes, el artículo podría ser algo así: “Ética y periodismo en las principales revistas académicas españolas (2000-2015). Conceptos básicos y estado de la cuestión”.

Te recomiendo empezar por la lengua y la cultura que domines, porque irás más rápido y de la bibliografía de dichos artículos irán saliendo autores relevantes a nivel internacional. Ahora bien, también podrías hacer otro artículo similar teniendo en cuenta las revistas internacionales, por qué no.

En fin, que tú puedes hacer lo que te dé la gana, sólo faltaría. Yo, echando la vista atrás, creo que puede ser un método útil para comenzar a iniciarte en el mundo del doctorado. Haces tu artículo, lo publicas en alguna revista o, mejor, asistes a algún congreso (¡o las dos cosas!), y vas conociendo así a tus compañeros de travesía intelectual, al mismo tiempo que vas preparando el marco teórico y el estado de la cuestión que incluirás en tu tesis doctoral. Todo ello te resultará muy útil y, sobre todo, reducirás malestar. En fin, ya me contarás si lo pones en práctica.

Imagen tomada de aquí.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a ¡Arranca tu tesis con un estado de la cuestión! Una idea para no sentirte aturdido cuando comienzas el doctorado

  1. franciscopellicer dijo:

    Muchas gracias Eva por tu artículo, es realmente bueno.

    Me has dado muchas ideas y especialmente me quedo con la frase “hemos leido mucho y rápido sin tiempo para pensar”. Aquí creo que radica justo mi problema.
    También me gustaria dar las gracias a todos los que dejan sus comentarios a los articulos que escribes: humanizan internet y entre todos tejemos una “solidaridad virtual”. Feliz semana a todos.
    Un abrazo Eva,
    Francisco Pellicer

    Me gusta

  2. @evajg dijo:

    Estimado Francisco:
    Me alegro mucho de haberte sido de alguna utilidad.
    Y gracias a ti, porque sin tu comentario no me habrías motivado a escribir y compartir lo que sé.
    Entre todos tejemos esa red de “solidaridad virtual”, como tú dices.
    Mucha suerte y mucho ánimo. No estás solo.

    Me gusta

    • franciscopellicer dijo:

      Hola Eva, me surge una duda al releer tu articulo: Qué significa “estado de la cuestión”? Muchas gracias!

      Me gusta

      • @evajg dijo:

        Hola, Francisco. El “estado de la cuestión” consiste en la exposición de lo que se ha investigado hasta la fecha en el tema o ámbito que te interesa. Por eso es necesario hacer una revisión de la bibliografía o literatura existente. con comentarios más o menos “objetivos”, más o menos “críticos”. ¿Me explico?
        Un abrazo y ánimo. .

        Le gusta a 1 persona

      • franciscopellicer dijo:

        Muchas gracias, ahora lo tengo claro. Feliz fin de semana.

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s