Y después de la tesis, ¿qué?

Hace unos meses finalicé mi tesis doctoral y todavía no he escrito nada al respecto. Ni una sola línea. Extraño en mí, que me gusta reflexionar en voz alta y compartir experiencias, ¿no os parece?  Lo cierto es que todavía no sé por qué no me animo a celebrarlo. Será que todavía no ha llegado el momento de la defensa pública, prevista para el día 21 de enero, y que uno teme cantar victoria antes de lo previsto, “no vaya a ser que…”. Y, sin embargo, finalizar una investigación de semejante envergadura requeriría de unas buenas celebraciones, en plural, independientemente del juicio ajeno que merezca el resultado.

invitacion tesis

La tesis doctoral, creo que ya lo he comentado alguna vez, requiere un salto cualitativo respecto a cualquier trabajo realizado durante la carrera, por muchos motivos que ahora no entro a detallar, pero que exige dar lo mejor de uno mismo. El proceso implica un gran crecimiento intelectual y, en general, personal, y conlleva un gran desgaste físico y psicológico. Por eso, cuando uno acaba la tesis, lo primero que suele hacer es recuperarse. Recuperarse en todos los sentidos.

Por muy bien que uno se haya planificado, cualquier obra creativa puede pulirse indefinidamente, por lo que, si uno es mínimamente cuidadoso, y los doctorandos solemos serlo, solemos aprovechar hasta el último minuto disponible. Esto significa, entre otras cosas, que uno tiende a trabajar más horas de las recomendadas, descuidar otras facetas como el cuidado físico y las relaciones personales y, en definitiva, a desequilibrarse. Vamos, que no nos volvemos locos porque ya lo estábamos cuando nos metimos en esto.

El desgaste psicológico no debe ser menospreciado, ya que se trata de un trabajo muy largo en el tiempo –cuatro años de media, habitualmente más- y uno va siendo más consciente de sus errores a medida que transcurre el tiempo. Esto es bueno, pues significa que uno ha aprendido por el camino, pero ha de manejarse con cuidado, so pena de no cerrar nunca el proyecto. Como el poema de la utopía, que cito en mi tesis, el horizonte se mueve a medida que nos aproximamos a él.

A todo lo anterior se suman muchas incertidumbres, que solo el tiempo y el reposo pueden desvelar. ¿El esfuerzo mereció la pena? ¿Alguien valorará el resultado? ¿Podré dedicarme a la investigación y la docencia, como era mi deseo al iniciar el doctorado? ¿Y qué voy a hacer ahora, que he dedicado más de media vida a estudiar y aprender? Como puede apreciarse, el doctorando que ha depositado su tesis se enfrenta a un cóctel de interrogantes que ha de digerir con sumo cuidado, so pena de quedar (más) tocado. Tal vez por eso opté por el silencio, porque todavía no podía verbalizar muchas de las sensaciones y pensamientos que bullían por dentro. Tocada, sí, pero no hundida. Seguimos…

Esta entrada fue publicada en Doctorado, Investigación. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Y después de la tesis, ¿qué?

  1. valentinaustria77 dijo:

    Estimada EVA, en lo siguiente me refiere solamente a tu pregunta ‘final’:¿ ¿Y qué voy a hacer ahora, que he dedicado más de media vida a estudiar y aprender?” – y releo tus líneas de 2012: “Acorralados por las ramas del estrés y la rutina, somos incapaces de ver el sentido de nuestra vida. Y pensar que un solo hombre puede cambiarlo todo.”

    Me gusta

  2. por ver la mala transmisión del comentario repito aquí:
    Estimada EVA, en lo siguiente me refiere solamente a tu pregunta ‘final’:¿ ¿Y qué voy a hacer ahora, que he dedicado más de media vida a estudiar y aprender?” – y releo tus líneas de 2012: “Acorralados por las ramas del estrés y la rutina, somos incapaces de ver el sentido de nuestra vida. Y pensar que un solo hombre puede cambiarlo todo.”
    — así digo:
    NO tengo el derecho ni ‘la verdad’ para ‘dar consejos’, pero he encontrado por lo menos para mí uno (de varios) ‘caminos de dar sentido a mi vida’ después de años de ‘estudios’ y ‘dedicaciones’’: Tengo el DEBER de aportar mi grano a la EVITACIÓN del SUFRIMIENTO del OTRO, del MUNDO. Y esto en TU caso de ‘estudiosa’ da siempre SENTIDO a TUS TRABAJOS y TU VIDA PROFESIONAL.
    un abrazo y siempre con la esperanza que tus caminos te lleven una vez a mi Ashram… valentín
    ————
    y para una mínima explicación repito lo te he escrito 2013-10-26:
    creo que he encontrado-elaborado una cierta ‘regla universal’ –llamado (y original valentín) DOLORISMO: al contrario de ‘pienso’ de Descartes – he tomado como una base todavía más INCUESTIONABLE : ‘’SUFRO’ .
    – Y para lo siguiente deducción: “NO QUIERO SUFRIR” – ’.
    De esto deduzco (no por moral sino por cierta lógica a la Kant) “NO PUEDO-debo QUERER que TU – el OTRO – SUFRE”.
    y- sigo con la segunda deducción (parece moral, pero para mi entender sin haber estudiado todos los caminos de las lógicas – solamente una deducción ‘lógica’) : “DEBO- (y quiero) ‘COLOBORAR’ – EN LA EVITACIÓN
    DEL SUFRIMIENTO EN EL MUNDO” – sea en mi círculo más reducido familiar – y/o – con mejores capacidades y facultades (estudiosos como tu) en el mundo – según las posibilidades profesionales que uno tiene.
    ________ perdona mi intromisión en tus conceptos éticos… y espero tu crítica ‘profesional’.
    GRACIAS y un abrazo… valentín

    Me gusta

    • @evajg dijo:

      Valentín,
      Muchas gracias por tus aportaciones, una vez más.
      Me parece que evitar el sufrimiento del otro es un motivo (algo que mueve por dentro) precioso para darle sentido a la vida. Ahora bien, no me negarás que eso se puede concretar de muchas formas y que cuesta encontrar la mejor para cada uno.
      En cuanto a tu teoría ética (dolorismo), ¿cómo explicas que haya gente que encuentre placer en el sufrimiento ajeno? ¿Se trata de una patología y, por tanto, de una excepción? ¿Hablamos de hechos o de deberes? (nivel empírico-sociológico o normativo-ético).
      ¡Saludos!

      Me gusta

      • valentinaustria77 dijo:

        GRACIAS, EVA – mi respuesta va a tardar por asuntos familiares de salud… perdona…

        Me gusta

      • @evajg dijo:

        No te preocupes, Valentín. Lo primero es lo primero. Que no sea grave. Un abrazo.

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s