“Medios para una nueva democracia”  

Estimado lector/a:

Ya ha salido publicada mi última columna en el El Llobregat, dentro de un especial sobre las elecciones municipales del 24 de mayo en la comarca del Baix Llobregat y la ciudad de L’Hospitalet, en Barcelona. En esta ocasión, hablo de las relaciones entre políticos y periodísticas y, más concretamente, de algunas medidas utilizadas por los partidos para controlar la información electoral.

Estás elecciones son muy importantes, porque por primera vez en muchos años se considera factible que se acabe el bipartidismo entre los dos partidos dominantes hasta la fecha: el Partido Popular (en el poder del gobierno estatal y de tendencia conservadora) y el Partido Socialista Obrero Español (de tendencia progresista). Los partidos con más posibilidades de irrumpir en el escenario político son Ciudadanos y Podemos, dos partidos que aseguran querer regenerar el sistema, el primero de corte más reformista y el segundo de carácter más radical o revolucionario.

No sabemos finalmente qué pasará, porque las inercias y los miedos son poderosos ‘argumentos’ en un ambiente poco propicio a la reflexión serena y racional, pero lo que está claro es que la calidad de una democracia también se mide por el nivel de pluralismo que existe en ella. De hecho, parece evidente que cuanta más libertad exista para opinar y escuchar, más posibilidades tendremos de vislumbrar qué opción resulta la más adecuada. Y aquí los medios de comunicación son insustituibles.

Por eso no se entiende que los partidos políticos sigan queriendo controlar la información de los medios, bien sea a través de los bloques electorales en los medios públicos, bien sea a través del acceso a los mítines, bien sea a través de los comunicados de prensa/cortes de radio y televisión, bien sea a través de ruedas de prensa sin preguntas… Y para qué seguir.

Alguien podrá decirme que está muy bien que los periodistas reivindiquen más libertad, pero que estos también han de actuar con responsabilidad.  Estoy completamente de acuerdo y creo la campaña contra los bloques electorales tendría que tener la misma importancia que una campaña a favor de la veracidad y el pluralismo en los medios. Pero, si no te importa, déjame que toque ese tema en otro post, más adelante, que el asunto merece la pena.

Muchas gracias por tu lectura y, como siempre, espero tus comentarios.  

Esta entrada fue publicada en L'Hospitalet, Periodismo e información. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s