“Quiero respirArte”

Pues sí, hay días en que uno se cansa de la actualidad, de la rutina, y decide distanciarse, serenarse y abstraerse. Y qué mejor que la Cultura, con mayúsculas, para dejar de mirar a ras de suelo y elevar un poco el espíritu. Por eso en mi última columna de este mes os propongo buscar una exposición que tengáis cerca de casa. Porque no hay que gastar mucho ni viajar lejos para llegar adentro, al corazón de uno mismo.

paradigma

“Paradigma”

Yo fui a ver unas cuantas exposiciones que había en L’Hospitalet  (Barcelona) y me quedé con dos. Una es “Momentos mágicos”, de María Carmen García Larrosa. Como escribo en la columna, “me llama la atención el título y el cuadro que acompaña la presentación. Alguien viaja en una barca durante una puesta de sol y atraviesa un marco, como de un cuadro, en cuya esquina derecha nace una planta sobre la que se posa la luna. Me pregunto si quienes contemplamos arte somos como ese barquero que se atreve a salir de su vida cotidiana para compartir el punto de vista que nos ofrecen los artistas. García Larrosa nos invita a acompañarla en su camino, desde lo figurativo a lo abstracto, pasando por la creación de atmósferas como “Poesía” o “Nocturno” que nos recuerdan que lo bello se encuentra al alcance de cualquiera, en una puesta de sol o en la salida de la luna”.

"Poesía"

“Poesía”

"Nocturno"

“Nocturno”

La otra es “El moll de l’os”, de Josep Maria Alcover. “Al principio no entiendo nada. ¿Qué belleza puede haber en unos trozos amorfos de plomo y antimonio, en unas mallas metálicas, en unas telas negras colgadas de unas cuerdas?”

b 088 b 089

 

 

 

 

 

 

 

“Silencio. Vacío. Suite para violocenlo de fondo y algunas palabras que van calando dentro. Alguien que, cansado de la uniformidad del mundo, se rebela exponiendo “materia informe”. Alguien que, abandonado por sus padres, necesita la escultura “para justificar” su existencia, para “afrontar los miedos y el pánico, la decadencia y la muerte”.

Josep Maria Alcover

Josep Maria Alcover

Alguien que descubre la belleza como “sentimiento, afecto”, que define la belleza como “lo que tus sentidos son capaces de captar del exterior”. Contemplo, siento, comprendo, respeto. El silencio y el vacío han despejado el camino, el ruido y la impaciencia, y me encuentro con mi esencia. Me siento y contemplo el vídeo en el que Josep Maria se mancha las manos y, con gran delicadeza, empapa los papeles que hoy me rodean, a modo de abrazo, de tierno y cálido abrazo. Pierdo la noción del tiempo, disfruto, encuentro algo de paz en medio de la ciudad”.

Esta entrada fue publicada en L'Hospitalet, Periodismo e información. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s