“La transparencia como coartada”

Ah, qué bien suena la transparencia… cuando la ejercen los demás. Ya lo había comentado en otro post, pero ahora toco el tema desde la vertiente política y desde la realidad local en mi columna mensual en El Llobregat.

El Ayuntamiento de L’Hospitalet de Llobregat, premiado doblemente por su transparencia, resulta que no es tan transparente como parece. Lo he comprobado al solicitar información sobre los gastos en protocolo y representación del ejercicio 2013. Quería comprobar las críticas del Partido Popular a los gastos excesivos e injustificados del gobierno socialista, pero no ha sido posible. Y eso que la administración se comprometió hace años a rellenar unos formularios cada vez que se solicitara un gasto; formularios que, por cierto, nadie ha visto nunca. Y eso que existen unas facturas, que sí que han podido ver los concejales de la oposición durante un periodo limitado de tiempo.

Qué lástima que se abuse tanto de una palabra tan bonita. Porque cuando no hay nada que ocultar, la transparencia fluye de modo natural. Y aquí andamos los periodistas, forzando y forzando para obtener unos míseros datos que no nos aclaran demasiado. Que se trata de nuestro dinero, oigan.

Esta entrada fue publicada en L'Hospitalet y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s