Directivos que no escuchan, empresas que fracasan

Enrique Sueiro Villafranca (Pamplona, 1968) acaba de publicar el libro Comunicar o no ser. Escuchar y gestionar percepciones: el nuevo liderazgo, una obra cuyo principal mensaje podría resumirse así: si además de mandar, quieres liderar, más te valdría empezar por escuchar. Esto que, dicho así, puede sonar muy simple, tiene su complejidad, y la prueba de ello es que Sueiro se gana la vida formando y asesorando a directivos y profesionales en lo que él denomina Comunicagement, un modelo de gestión de la comunicación inspirado en la obra de Javier Fernández Aguado. comunicar_o_no_ser_final

Una de las cosas que más me gusta de su punto de vista, tal vez porque pienso lo mismo, es que la persona y la empresa no son realidades tan diferentes. Sí, ya sabemos que las empresas y las instituciones funcionan gracias a las personas, pero pocas veces se encuentra un libro que intente conectar esas dos realidades de modo tan claro. Así, la comunicación interna equivale, en el lenguaje sueiril, a la intimidad organizacional. Y si, como aconsejaba el sabio Sócrates,  la clave de la felicidad reside, en gran medida, en conocerse a uno mismo, ya podemos concluir cuál será la conclusión a nivel organizativo: o escuchas, o fracasas.

Ahora mismo me estoy acordando de una amiga que me decía algo así: “Jó, antes mi jefe me llamaba a su despacho y me decía que le encantaban mis críticas, porque estaba rodeado de pelotas y no podía hacerse cargo de la realidad. Ahora ya no me llama, salvo que no sea estrictamente necesario”. Qué pena. Por su jefe, que ha perdido una excelente fuente de información. Por ella, que ha perdido la confianza en su jefe. Y por la empresa que, de seguir así, acabará sufriendo innumerables patologías para finalmente morir y enviar personas valiosas al paro.

Estas analogías con el mundo de la medicina no son gratuitas, pues Sueiro aprovecha todo su saber y experiencia en comunicación científica para aplicarlos al mundo de la dirección de empresas. Un ejemplo muy querido al autor reside en la idea de que el rumor en cualquier organización equivale a un tumor en un organismo vivo que requiere una intervención  inmediata en comunicación.

En definitiva, la obra de Enrique Sueiro constituye un estímulo, un revulsivo para centrarse en lo importante. No en vano, la dedicatoria de la obra contiene una de sus máximas más conocidas, el Principio PePa (primero las personas, después los papeles). Cosas que, de puro sentido común, conviene recordar de vez en cuando, en medio de la vorágine de encargos, reuniones, llamadas y correos electrónicos:

  • Importa más la vida (vita) que la carrera profesional (el currículum).
  • Ser buena persona es, por tanto, más importante que ser buen profesional.
  • Hay que decir lo que se hace y hacer lo que se dice.
  • La comunicación más la coherencia generan confianza.
  • No hay que tener miedo a pedir perdón.

Y no sigo, que, digo yo, habrá que dejar algo para la lectura del libro. Ahí va el índice, para quienes se hayan quedado con ganas de más.

 Actualización

El 20 de noviembre de 2014 se publicó la entrevista que le hice a Enrique Sueiro en los diarios del Grupo Promecal y El Correo de Andalucía.

Esta entrada fue publicada en Comunicación, Libros. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s