El lado oscuro de la moral. Mi visión de “Lógica de la crueldad”

Recientemente he leído el libro del filósofo Joan-Carles Mèlich titulado “Lógica de la crueldad” (Herder, 2014). En este libro se expone una visión fundamentalmente negativa de la moral, algo que me ha sorprendido e interesado a partes iguales. Los que me conocéis sabéis que mi visión de la moral es básicamente positiva, así que me ha encantado escuchar una voz que opina lo contrario y lo explica con tanta claridad. melich

¿Por qué la moral tiene un lado oscuro? Si no entiendo mal al autor, porque la moral utiliza unas categorías que sirven para distinguir y, por tanto, para tratar con crueldad a quien no entra dentro de la categoría, y hacerlo además sin ningún tipo de remordimiento. El ejemplo más claro, que el autor cita en reiteradas ocasiones, es el nazismo. El que era catalogado como “judío” podía ser exterminado, ya que ser “judío” significaba quedar excluido de la categoría de “persona” o “ser humano”. De hecho, uno de los motivos por los que el autor critica las apelaciones a los “derechos humanos” o a la “dignidad de la persona” es porque cada moral aplica dichos conceptos de forma distinta y, por tanto, ejerce su crueldad –no necesariamente en forma de violencia- contra quienes no encajan dentro de dicha etiqueta.

A mí la advertencia me parece sumamente importante: ojo con la moral, que con su categorización nos juzga, nos da las respuestas a todas las preguntas y, si te descuidas, hasta decide en tu nombre. ¡No se lo permitas!, ¡rebélate ante quienes eligen por ti en nombre de vete a saber qué valores o autoridad!, parece que nos grita el profesor de Filosofía de la Educación desde el fondo de su ensayo. A mí me ha recordado bastante al lamento de Ortega y Gasset, quien ya en 1930 se quejaba de que se había abusado tanto de la moral que nos habíamos quedado con la impresión, falsa, de que es algo que nos imponen desde fuera, cuando en realidad consiste –según Ortega y yo misma- en una orientación para que nosotros decidamos mejor quiénes queremos ser realmente.

Es decir, y aquí va una impresión que he tenido a lo largo de la lectura, creo que el autor ha podido detectar el abuso moral que denunciaba Ortega, pero que no se ha fijado suficientemente en el momento actual. Y me explico. A lMelich_Logica-crueldado largo del texto, se perciben ciertas precauciones, no sé si dudas, sobre el tipo de moral que se está criticando. A veces, se afirma con rotundidad que toda lógica moral es cruel; en otras, que dicha crueldad es únicamente propia de la moral occidental, metafísica, moderna o religiosa. Estos matices me llevan a pensar que el autor está criticando las morales que Ortega denominaba tradicionales y que, por tanto, su advertencia puede no tener mucho sentido hoy en día.

Actualmente se habla de ética o moral posmoderna –luego explico un poco la diferencia entre ética y moral- precisamente porque no hay nadie, persona o institución, con suficiente autoridad como para imponer/sugerir unas normas, unos valores, a la mayoría de la población. No lo valoro, solamente lo describo. Así, las morales posmodernas parece que han renunciado a la antigua pretensión de decir qué está bien y qué está mal. De hecho, creo que el propio autor reconoce esta realidad implícitamente al recoger la siguiente cita de Bauman y Tester: “Ser moral consiste en saber que las cosas pueden ser buenas o malas. Pero no significa saber, y mucho menos saber con certeza, qué cosas son buenas y qué cosas son malas” (p. 186). En nota a pie de página el autor aclara que él entiende por ética lo que estos autores conciben como moral. Y supongo que ahí está uno de los meollos del asunto.

Para Joan-Carles Mèlich, la moral es un conjunto de valores, principios, normas, protocolos, etc. que nos dicen lo que hemos de hacer en función de determinadas categorías, mientras que la ética es la respuesta personal, única e irrepetible que realizamos ante una situación también única e irrepetible. Por eso critica el auge de los códigos deontológicos y los, a su juicio, mal llamados comités de ‘ética’, y el declive de las respuestas personalizadas, transgresoras de la moral. Yo, en cambio, creo (¡a día de hoy!) que la moral son esos valores, principios, normas, protocolos y códigos que nos ofrecen pistas de actuación, pero también considero moral la respuesta que nos surge ante una situación concreta, ante una persona concreta que sufre y que no puede ser reducida a una mera categoría. Y concibo la ética (insisto, a día de hoy) como la reflexión pausada que llevamos a cabo tanto a nivel individual (¿por qué hago lo que hago?, ¿por qué esto me parece mejor que esto otro?) como institucional. Por eso creo que los comités de ética no imponen, sino que ofrecen criterios y argumentos. De hecho, me cuesta creer que hoy en día haya alguien que acepte que se le impongan normas (hablo en líneas generales, de la sensibilidad del hombre posmoderno). El ‘problema’, a mi juicio, es más bien el contrario: ¿cómo podemos convivir en paz si cada uno se limita a vivir su moral particular sin plantearse una reflexión ética, sin cuestionarse cómo vive o debería vivir? Tal vez estemos hablando de lo mismo, pero con distintas palabras, no sé.

En todo caso, creo que queda claro que el libro constituye toda una invitación a la reflexión y es por ello que os recomiendo vivamente su lectura. De hecho, yo espero leer los dos libros que le preceden: “Filosofía de la finitud” y “Ética de la compasión”. Y ya se está gestando el cuarto de la tetralogía, sobre el perdón. Espero que los sigamos comentando.

Fotografía tomada de aquí.

Actualización

En este enlace podréis leer la entrevista que le hice al filósofo cuyo libro he comentado en este ‘post’.

Esta entrada fue publicada en Libros, Moral y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

14 respuestas a El lado oscuro de la moral. Mi visión de “Lógica de la crueldad”

  1. Gracias, Eva, por esta profunda reflexión a raíz de tu lectura. Me encanta ver la capacidad de reflexión que tiene el ser humano tras leer un libro, ver una película o vivir una experiencia.
    Recuerdo cuando di Ética en el colegio y, por lo que entendí, era tener unos principios o fundamentos en los que basarse para actuar correctamente. Es decir, bien; buscando lo bueno en todos los aspectos, tanto para uno como para los demás. Y la moral, entiendo yo, es quizás más personal, está inscrita en cada uno por aquello de la conciencia (pues pienso que están conectadas). La moral es saber vivir bien, llegando a la plenitud de nuestra persona en sus tres dimensiones: intelectual, espiritual y social.
    Es un tema para largo y muy interesante. Un saludo, Rocío.

    Me gusta

    • @evajg dijo:

      Hola, Rocío:
      Tienes razón. El tema es largo e interesante. Gracias por aportar tu visión. Por cierto, ¿puedes explicarme un poco más la relación que ves entre moral y conciencia? No me queda claro.
      Gracias.

      Me gusta

      • Pues es otro tema bastante largo e interesante el que me planteas explicar. Tengo que pensarlo más, pero lo que me vino a la mente al comentar esa relación es que toda persona tiene conciencia, y ésta le guía y le hace ver qué está bien y mal. Aunque muchas veces hagamos caso omiso, está ahí; siempre “notamos” que algo no va bien cuando decidimos hacer algo malo. Por eso, la relación con la moral, pues ésta nos enseña qué es lo bueno, lo mejor para uno mismo y los demás. De la expresión “moralidad de los actos” se puede descifrar y ver la relación con la conciencia. Es algo íntimo y personal que repercute en uno mismo y en el bien común. Espero haberme expresado y haberte aclarado la duda. Saludos, Rocío

        Me gusta

  2. después de una primera – rápida, informativa- lectura — GRACIAS, estimada EVA.
    Claro – por no haber leído (todavía) el libro, NO opino ni sobre su contenido, ni sobre tus reflexiones, pero ‘me parece’ que va a estar bien cerca de mis criterios de cuestionar fundamentalmente los conceptos de ‘bien y mal’ más allá de lo ‘coyuntural’. Sabiendo que esto me ‘descalifica’ normalmente (vaya, otro uso de ‘norma’) espero que por lo menos EVA con su tolerancia (un valor ‘bueno’…?) sigue ….

    Me gusta

  3. valentinaustria77 dijo:

    después de una primera – rápida, informativa- lectura — GRACIAS, estimada EVA. Claro – por no haber leído (todavía) el libro, NO opino ni sobre su contenido, ni sobre tus reflexiones, pero ‘me parece’ que va a estar bien cerca de mis criterios de cuestionar fundamentalmente los conceptos de ‘bien y mal’ más allá de lo ‘coyuntural’. Sabiendo que esto me ‘descalifica’ normalmente (vaya, otro uso de ‘norma’) espero que por lo menos EVA con su tolerancia (un valor ‘bueno’…?) sigue ….escuchándome

    El 9/5/14, “Investigación, docencia, comunicación y ética +”

    Me gusta

  4. Estimada EVA, aquí un pequeño brainstorming sobre tu artículo:
    (SIN entrar en un debate sobre los distintos puntos de viste ref. ‘definiciones’ moral-ética):
    a) si uno cree (después una larga reflexión, claro, condicionada por los sistemas morales adquiridos –y/o- coyunturales) que su acto está ‘bien’, NO puede ser juzgado más allá de la ‘mala’ coincidencia con una jerarquía de valores ‘tal’ – y ,más o menos, se debería llamar su decisión solamente ‘equivocada’. No puedo decir –por falta de estudio- si esto vale también para el extremo de nacionalsocialismo. Pero, como sabes, mi lema es “¿qué culpa tiene Caín? – siempre a uno tiene que ‘tocar’ ser ‘el malo’”. NO se puede hablar de ‘bueno’ si no existiría ‘malo’.
    b) ref. “Ortega-moral ‘tradicional’ – Mèlich no vale para hoy en día…” : Estoy convencido que TODAVÍA nos guiamos en la práctica’, en lo mundano, por sistemas ‘tradicionales’ – y tus bien intencionadas reflexiones modernas (posmodernas? – tu sabes mejor) ’eticas’ se quedan ‘todavía’ en el ámbito académico.
    c) en general – y perdona mi ignorancia en los estudios de ética – (estudios como los tuyos) cuestiono en mis reflexiones sobre el tema – que NO es mi criterio ‘moral-ético’ en mi vida práctica- atributos como “correcto, bueno,” (como emplea Rocío). Lo mismo que (para mí) NO existe un atributo ‘grande o pequeño’ en sí, sino solamente en comparación con una jerarquía de valores-medidas.
    d) ref. J.C.Mèlich: en la poca información que tengo sobre su pensamiento me han llamado la atención sus frases:” No hay moral sin lógica, no hay lógica sin crueldad”. “La lógica moral organiza nuestro modo de ser en el mundo, …protege nuestra inmunidad… pero ignora y desprecia a los que no son considerados personas.. (en el contexto nazi)”.
    Esto me deja repetir (mi idea de “Dolorismo”) que evitar sufrimiento (del otro) , NO es un resultado de ser ‘bueno-malo’-ni de ser moral-ético , sino pura deducción ‘lógica’ de la premisa “YO NO QUIERO SUFRIR”.(esto no tengo que ‘comprobar’ intelectualmente , como Descarte con su ‘pienso’…).

    bueno, estimada EVA, perdona mis criterios ‘contracorrientes’ – pero, como dices… me rebelo antes quienes eligen por mi en nombre de saber qué valores hay que aceptar ‘absolutamente’.

    Me gusta

  5. @evajg dijo:

    Hola, Rocío:
    Te explicas muy bien; al contrario que yo, que no formulé bien la pregunta, pues me preguntaba si encontrabas diferencias entre la relación conciencia y moral, y conciencia y ética. No obstante, yo también veo una relación entre conciencia y moral y, en relación con el libro de Mèlich, entiendo que la moral no impide actuar en conciencia, como parece sugerir el autor cuando advierte que determinadas morales actúan o pueden actuar en nuestro nombre, sino que lo genuinamente moral es actuar uno desde su verdad más profunda, eso que tú dices que notamos, por mucho que no queramos escucharlo. Saludos y gracias por la aportación.

    Me gusta

  6. @evajg dijo:

    Hola, Valentín:
    Me parece que ya me has comentado más de una vez que no te gusta emplear los términos ‘bueno’ ni ‘malo’, je, je… Y que prefieres apelar a una lógica ¿lingüística, racional, ambas? antes que a una lógica moral… No sé, yo creo que es muy difícil separarlas y que hablar de bueno, correcto, adecuado, apropiado, conveniente, etc. es algo muy parecido. ¿O me equivoco? Te agradezco que me lo aclares. En cualquier caso, creo que coincidimos en que ninguno queremos que decidan por nosotros, y yo creo que ahí reside el gran mérito de Mélich, que nos alerta ante posibles manipuladores bienintencionados. Saludos.

    Me gusta

  7. .. atributos como bueno, malo tienen una carga ‘moralizante’ –y como dice Mèlich – así incluyen exclusión. Añado que además incluyen el ‘sentirse mejor, elegido para saber la verdad sobre valores’, etc. Mi intento de ‘justificación’ de actos por su pura lógica intrínseca no deja espacio para estas desviaciones. Excepto el caso extremo que niegas la premisa ‘no quiero sufrir’ (y repito que no hablo de evitar ‘todos’ los sufrimientos en sí, por aceptar su necesitad para madurar, o como aviso natural del cuerpo-enfermedad,…) y así negando la deducción de ‘no hacer sufrir al otro’.
    En el momento que necesitas una barema de valores – para cualificar un acto de ‘bueno’, ‘malo’ tienes tomar partida ‘subjetiva’. Lo mismo y todavía más ‘interesado’ pasa con ‘adecuado’, ‘conveniente’…. “¿conveniente para quién?
    PERDÓNAME mi insistencia en negar cierta base del tema donde tú eres incuestionablemente experta. NO es – como dices- por ‘gusto’, sino un intento de emplear un ‘método casi objetivo’, libre de expresiones (ahí tienes razón con ‘lingüística’, pero no solamente esto) cargas moralizantes y subjetivas , hasta muy coyunturales.
    Claro, no tengo tu conocimiento sobre la materia… pero dudo hasta de una ética mínima que va más allá de la lógica.
    Pero esto NO QUIERE DECIR que NO ACEPTO LA NECESITAD para nuestra convivencia ‘práctica-mundana’ (de seres humanos ‘normalitos’) de SISTEMAS MORALES y su fondo teórico de ÉTICA. [Bueno, Mèlich tiene otras definiciones]. Supongo que el ser humano necesita siempre cierto marco de orientación – también para pensar menos o no tener pensar por sí mismo. Como ha dicho mi padre: “Muchos creen que todo que no está prohibido por escrito está permitido…” . Me recuerdo de mis opiniones críticas en mis pasos por la teología. La necesitad de inventarse un ‘dios’ para no afrontar ‘solo’ (por sí mismo, sin apoyo) la finitud y lo absurdo (A.Camus) de la vida. Bueno, pero esto será otro debate……….

    Me gusta

  8. perdona mi falta de ortografía: será “un baremo” y no una barema, vaya,vaya…el austríaco…

    Me gusta

  9. 1)ad el comentario de Rocío “conciencia=ver qué está bien y mal…” – perdonadme que difiero otra vez. Para mí la conciencia es solamente la facultad necesaria para seguir – según la propia personalidad – pero condicionado ya por la historia, educación, etc. – ciertas pautas orientativas de sistemas establecidas – – pero NO “hace ver qué está bien y mal” EN SÏ.
    2) ad “diferencias entre relación conciencia y moral, – , y conciencia y ética”.
    Dependiendo de las definiciones ética-moral ( Eva vs Mèlich,…) y basándome en una definición de “en conciencia” como “de acuerdo con lo que dicta la conciencia” – para mí el acto ‘ético’ de la conciencia será cuestionar lo moralmente establecido…

    Me gusta

  10. según mi dicc..ética teológica (concepto conciencia- 5 páginas- ya con los años ‘olvidado’ por valentín): cito: “__una interpretación maximalista entiende la conciencia moral como la facultad humana para crear los valores humanas. Según esta explicación, la persona se situaría “más allá del bien y del mal” …generadora de lo que es bueno y de lo que es malo. ___la interpretación minimalista rebaja la actuación de la conciencia moral a ser únicamente reflejo o repetición del orden objetivo. Para los minimalistas, la conciencia moral es algo “peligroso” y por consiguiente su función ha de reducirse a “obedecer” al orden moral objetivo.
    La genuina actuación de la conciencia moral se sitúa equidistante entre la “creación” y el simple “reflejo”. La conciencia moral es el lugar donde se ‘manifiestan’ los valores morales a la persona y donde se hace ‘aplicación’ a sus situaciones concretas.” –fin extracto
    así se ve, hay material para todos las opiniones …. me quedo, mejor dicho.. intento, quedarme con mi escepticismo a todos los sistemas ‘establecidos’. Será por la experiencia – de ver detrás siempre ‘intereses’ (eclesiásticas, políticas, …)

    Me gusta

  11. vaya, cómo está el patio: opinión es f. -y- intereses m. -perdonad

    Me gusta

  12. @evajg dijo:

    Hola, Valentín:
    Te pido disculpas por el retraso. ¡Vaya tema más sesudo que tenemos entre manos!
    1. Coincido contigo en rebelarme ante quienes se creen en posesión de la verdad.
    2. Ahora bien, cuando una persona me dice “esto es bueno” o “esto es malo”, no interpreto por sistema, por defecto, que quiera imponerme su visión (moral) de las cosas. Es más, creo que esas afirmaciones cobran sentido en función de quien las pronuncia. Una persona “abierta”, me suena a sugerencia; una persona “cerrada”, me suena a obligación.
    3. Tampoco creo que debamos disociar lo teórico de lo práctico. Si vivimos en el mundo, como vivimos, entonces no podemos renunciar a la moral ni a la Ética.
    4. Si aceptamos la premisa “no quiero sufrir”, no creo que de ella se derive “no debo hacer sufrir al otro” de forma lógica. Es más, esta deducción sólo es posible si aceptamos una premisa intermedia, que yo creo que es moral: el otro es un ser semejante a mí y, por eso, merece el mismo respeto que yo. Es decir, estamos ante la clásica regla de oro: tratar al otro como a mí mismo; o, en sentido negativo, no hacerle lo que no quisiera que me hicieran.
    5. Sobre la conciencia, tal vez me encuentro en un punto medio: obviamente, está influida por la cultura, la educación, el entorno; pero también creo que, si la escuchamos de verdad, podemos encontrar ahí nuestra auténtica voz.
    Todo escepticismo me parece sano, siempre que no se adopte por sistema, de forma automática.
    Gracias por ayudarnos a pensar.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s