La importancia de marcarse plazos

La investigación es una tarea altamente creativa, motivo por el que podría perfeccionarse ad infinitum; hasta el día de nuestra muerte, vaya. Por eso recomiendo, y hablo por propia experiencia, marcarse unos plazos que permitan avanzar a un ritmo razonable y concluir la investigación. En el caso de la tesis doctoral, además, depositar y defender el trabajo.

La investigación es una tarea altamente creativa desde el inicio hasta el fin. Al comienzo, cuando elegimos el problema de nuestra investigación, hemos de seleccionar un aspecto muy concreto de la realidad. ¿Por qué nos fijamos en ése y no en otro? ¿Seguro que es el más relevante? Que conste que me refiero siempre a las Ciencias Sociales o de la Comunicación, porque entiendo que las investigaciones que afectan a la salud están fuera de discusión. Aun así, siempre hay que tomar una decisión creativa: ¿por qué el sida y no el cáncer? Sinceramente, creo que siempre encontraremos argumentos a favor de una u otra postura, motivo por el que considero la elección del tema como algo absolutamente creativo y, en el caso de las tesis, donde el director constituye una pieza fundamental para avanzar a un ritmo razonable. Otro tanto podría decirse de la metodología, por cierto.

Después, es verdad que uno ha de basarse en investigaciones previas similares, pero también ahí hay espacio para el sello personal. Primero, porque es imposible localizar todas las investigaciones sobre el tema, aunque sólo sea porque desconocemos todos los idiomas que se hablan en la Tierra; segundo, porque, aunque supiéramos de su existencia, no podríamos localizar todos los documentos –no se conservan copias, están en formato ilegible, hay que desplazarse muy lejos, cuesta tiempo y dinero que no siempre tenemos, etc.-; y, tercero, porque no tendríamos tiempo para leerlos todos ni leer sus fuentes de influencia. Total, que la selección de las lecturas también es un ejercicio indudablemente creativo. No en vano, en la evaluación de las tesis doctorales se tiene en cuenta el valor de las fuentes y la bibliografía consultada.

¿Y qué decir de la fase de escritura? La fase creativa por excelencia. Has leído, has escuchado, has pensado y llega el momento de plasmar todo eso que sabes –o crees que sabes- por escrito. ¡Menudo reto el de decidir qué mencionarás y qué no, dónde lo mencionarás, cómo lo mencionarás! Todas las fases son importantes, pero ésta tiene una peculiaridad: si la fastidias aquí, o sea, si no te expresas adecuadamente, todo lo anterior puede quedar empequeñecido, empañado. Ahora bien, lo contrario tampoco es verdad. Si no has leído a los autores clave ni has entendido su mensaje, eso no lo arregla ni el mejor de los narradores.

Con todos estos ejemplos, lo único que pretendo mostrar es que, o te marcas unos plazos, o no acabarás tu investigación en la vida. Esto es complicado cuando uno está comenzando a investigar y, ni se conoce bien a sí mismo, ni conoce a los autores y los temas que piensa abordar. Es por ello que el investigador novel tiene todas las papeletas para, o bien ir demasiado deprisa, o bien ir demasiado despacio. No hay que desanimarse. A medida que uno se va conociendo mejor a sí mismo y el área en la que se está especializando, va descubriendo qué tiempo puede y debe invertir en cada lectura.

A mí, pero esto ya es algo  muy personal, parece que me funciona –toco madera- el adaptarme a los ritmos académicos. Es decir, una entrega en Navidad, otra en Semana Santa y una tercera, antes o después del verano. Me obligo a hacerlo, aunque no me halle completamente satisfecha de mi trabajo, porque (1) necesitamos ver un producto tangible de un trabajo intangible y (2) podemos descansar sin ningún tipo de remordimiento –algo no tan extraño cuando uno se dedica a una actividad tan absorbente como el doctorado, donde parece que todo tiempo invertido es poco-.

En resumen, marcarse plazos no es sólo una necesidad, sino algo sumamente conveniente para poder ir dando forma a nuestro trabajo, algo que, estoy convencida, nos motivará aún más y nos permitirá avanzar más rápido. ¿Ya lo has comprobado?

Imagen tomada de aquí.

Esta entrada fue publicada en Doctorado. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s