El asesinato de Bin Laden destapa la caja de Pandora

Qué ingenua. Pensé que Occidente había aprendido algo después de dos guerras mundiales. Pensé que, hartos de vivir -más bien, morir- en la ley de la selva, habíamos decidido dotarnos de unas reglas de juego que respetaríamos siempre, pasase lo que pasase. Pensé que éramos diferentes de quienes usaban la violencia para justificar sus fines, cualesquiera que estos fueran.

Y entonces escucho al presidente de Estados Unidos, la nación que asegura abanderar la defensa de la democracia y los derechos humanos, y entonces escucho al que encima es Premio Nobel de la Paz, y me quedo con cara de tonta cuando afirma que ha realizado un acto de justicia.

Intento comprender, pero no puedo. Hombre, el ataque a las Torres Gemelas fue muy duro, lo natural era vengarse… ¡pero que ya han pasado diez años! ¿Alguien se cree que se trata de un acto pasional? Hombre, las guerras contemporáneas no se libran cara a cara, lo natural era un contraataque diferente… ¡Pero desde cuándo un acto terrorista es un acto de guerra! ¿Acaso no podían haber capturado al líder de Al Qaeda y juzgarle como es debido?

Menudo follón, ponte de acuerdo con los pakistaníes…

Es verdad. Lo más fácil es matar al que nos estorba y punto. Igualito, igualito a lo que hacen los asesinos.

¡¡Ups!!

Lo dificil era hacer autocrítica y cambiar. ¿Por qué nos querrían hacer daño unos señores que viven a miles de kilómetros? ¿No estaremos haciendo algo mal? ¿Se nos ve demasiado el plumero? ¿Y si lo solucionamos con algo coherencia?

¿Cuántos años -perdón, siglos- hemos tirado por la borda?

El asesinato de Bin Laden es el culmen palpable de la  posmodernidad.

Señoras y señores, la baraja se ha roto y, a partir de este momento, se acabó el juego. Ya no hay normas a las que atenerse, entramos en la ley del Talión: ojo por ojo, diente por diente, cadáver por cadáver…

Obama ha abierto la caja de Pandora y temo que haya dejado escapar la esperanza.

Imagen tomada de aquí.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a El asesinato de Bin Laden destapa la caja de Pandora

  1. Íñigo dijo:

    Menudo mundo…
    La verdad es que hechos como este deberían hacernos reaccionar más allá de el simple comentario ‘de ascensor’.
    Un abrazo, Eva.

    Me gusta

    • ejimenezgomez dijo:

      Pues sí. Como dice Gabilondo, estamos adormecidos. Me temo que sólo despertaremos cuando oigamos el sonido de las balas a nuestro alrededor.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s