Ideologías subterráneas en el metro de Barcelona

Voy por el metro de Barcelona y me encuentro con este anuncio del Ayuntamiento de Barcelona:

 

El color es llamativo, vale. El eslogan, regular. Creo que es más claro decir esto: “En Barcelona todos caben, pero no todo vale”. El dibujo ya me da una idea de por dónde van los tiros: ¡¡hay que cuidar el mobiliario urbano!! La información sobre la cuantía de las multas no me deja ninguda duda. Debo cuidar lo que es de todos, que también es mío.

Sigo caminando y me encuentro otro cartel, de las zapaterías Querol:

El color es menos llamativo, pero la imagen es mucho más atractiva, porque es más dinámica. ¡Ah, la imagen! Dos jóvenes jugando con una fuente pública. ¿Jugando? Hombre, yo diría que juegan descuidadamente. Uno subido encima de la fuente, el otro pisándola más levemente… ¡¡Y salpicando a todo el mundo que pasa a su alrededor!! Yo, desde luego  que me alejo. Ahora, con el frío que hace, cualquiera se arriesga a mojarse. En serio. Vamos a por el eslogan: “Sempre faig el que sento” (Siempre hago lo que siento). ¡Ah, ya lo pillo! Es bueno todo aquello que siento, que me sale de dentro, porque es auténtico. ¡¡Viva la autenticidad, claro que sí!!

Comparo  los dos anuncios y mi cara se contrae.

Pues no lo entiendo. ¿Puedo pisar el banco o la fuente o no puedo? ¿Debo? ¿Quiero?

No me extraña que los jóvenes anden tan desorientados. En un mismo entorno y contexto reciben dos mensajes, dos ideologías opuestas. Una, que defiende el cuidado de lo que es público, colectivo, común. Otra, que promueve el deseo personal, la búsqueda de sensaciones fuertes y la autenticidad a cualquier precio.

¿Qué hacemos?

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Ética, Persuasión y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Ideologías subterráneas en el metro de Barcelona

  1. Leyendo tu entrada ne recuerda una seleccion de anuncios que vi sobre lo fácil que era adquirir hipotecas hace unos años.
    Ahora culpan a la gente por estar endeudadas. Parece que en el marketing todo vale y cada uno lucha por lo suyo.
    Realmente de los dos anuncios que comentas no me gusta ninguno. El primero por mencionar las sanciones, creo que tiene que haber más argumentos que ese. El segundo que decir 🙂

    Un saludo

    Me gusta

    • ejimenezgomez dijo:

      Hola. Muchas gracias por acercarte a mi blog. Estoy de acuerdo contigo en que las sanciones no son el mejor argumento para cambiar una mentalidad, tal vez sí para cambiar una conducta. Lo que me llama la atención es que normalmente estamos rodeados de discursos contradictorios: los mensajes de instituciones públicas (DGT, ayuda contra la drogadicción, etc.), a favor del respeto a uno mismo y al bien común, y los de instituciones privadas, a favor de la libertad y el interés individual. Si no acabamos locos, andaremos cerca… 🙂

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s