Presentado en Cataluña un proyecto de ley orgánica para garantizar el derecho a la información de los ciudadanos

El Foro de Organizaciones de Periodistas (FOP) ha presentado esta mañana en la sede del Colegio de Periodistas de Cataluña un borrador de proyecto de Ley Orgánica de Garantías del Derecho a la Información de la Ciudadanía.  El texto, aprobado por todos los miembros del Foro el 12 de abril de 2010, tiene como objetivo primordial defender el derecho de la ciudadanía a obtener una información veraz, plural y relevante, al mismo tiempo que protege a los periodistas profesionales y les exige determinados deberes, compartidos también por las empresas informativas.

La iniciativa legal consta, además de la exposición de motivos y cuatro disposiciones finales, de 35 artículos distribuidos en cinco capítulos. El primero intenta definir quién debe ser considerado como profesional de la información periodística. El FOP mantiene una concepción basada en el ejercicio profesional, tal  y como ocurría en la Proposición de Ley de Estatuto del periodista profesional admitida a trámite en 2004 (PLEPP), si bien ha eliminado la concesión de carnés para identificar a los profesionales. No obstante, el tema sigue sin estar resuelto, ya que el Colegio de Periodistas de Galicia, adscrito al Foro, considera periodista al titulado en Periodismo. En la rueda de prensa se ha podido comprobar además que, para algunas personas, el documento tampoco aclara adecuadamente el papel de los profesionales que trabajan en gabinetes de comunicación o en movimientos sociales o qué pasa cuando son los propios ciudadanos quienes aportan información de calidad.

De hecho, el representante de Comisiones Obreras, Antoni Ribas, ha reiterado en diversas ocasiones que el texto es fruto de un consenso en el que todas las partes han tenido que ceder en sus pretensiones, y que el borrador podrá someterse a enmiendas cuando sea presentado y admitido a trámite en el Congreso de los Diputados, objetivo último de los integrantes del Foro de Organizaciones de Periodistas desde el año 2000, cuando decidieron elaborar un proyecto legislativo sobre este tema.

El capítulo segundo, dedicado a los deberes, ha engordado respecto a la versión de 2004. En esta ocasión, se ha incluido el derecho de réplica y rectificación (capítulo 9) y se ha dedicado una especial atención a los deberes de las empresas periodísticas (art. 10), si bien se ha eliminado la polémica sanción del 1% de multa sobre sus beneficios netos en caso de vulneración grave de las normas éticas contempladas en la Declaración de Principios de la Federación Internacional de Periodistas (FIP). En ese supuesto, las empresas no podrán acceder a ayudas públicas.

El tercer capítulo se centra en los derechos de los periodistas, que siguen siendo prácticamente los mismos: independencia (art. 12), cláusula de conciencia (art. 13), secreto profesional (art. 14), delito de revelación de fuentes confidenciales (art. 15), acceso a las fuentes informativas (art. 16), acceso a los actos públicos (art. 17), acceso a las vistas judiciales (art. 18), derechos de autoría (art. 19) y firma (art. 20). El capítulo concluye con un artículo dedicado a los directores, que en la PLEPP se hallaba en un capítulo aparte.

El Foro de Organizaciones de Periodistas apuesta por mantener la obligatoriedad de crear Comités Profesionales de Redacción (objeto del capítulo IV), a pesar de que algunos los tildaron de sovietizantes, como ha recordado el presidente del Sindicato de Periodistas de Cataluña, Ramon Espuny, presente en la sala. Dichos comités siguen sin tener carácter vinculante para la empresa, pero garantizan la participación de los profesionales en algunas de las decisiones más importantes del medio -como los cambios en la línea editorial, los planes de organización de la redacción o el nombramiento o destitución de directivos u otros responsables editoriales- y el conocimiento de lo que ocurre dentro de las empresas periodísticas por parte de la ciudadanía -existe la obligación a difundir la opinión del comité en caso de que éste lo solicite-.

Finalmente, el último capítulo está dedicado al Sistema de Garantías, cuya responsabilidad recae en esta ocasión en un Consejo Corregulador del Periodismo, que sustituye al polémico Consejo Estatal de la Información que aparecía en el redactado de 2004. Dicho consejo estaría compuesto por representantes de organizaciones profesionales (novedad) y sindicales, asociaciones empresariales, un jurista, un representante de los decanos de las Facultades de ciencias de la información (novedad), representantes de las organizaciones de usuarios y ONG de derechos humanos (novedad) y un representante por cada uno de los consejos correguladores de ámbito autonómico (novedad). Desaparece la comisión de acreditaciones y se mantienen la comisión deontológica y de estudios. También se mantiene la financiación por parte de los presupuestos generales del Estado, si bien no se descarta la contribución de empresas públicas y privadas.  

Los promotores de este borrador de Ley Orgánica son conscientes de que el hecho de que los poderes públicos respalden este consejo genera suspicacias entre algunos sectores profesionales y, sobre todo, empresariales, pero siguen creyendo que los representantes políticos constituyen el único estamento legítimo para ordenar el derecho a la información en España, tal y como ha expuesto el secretario general de la Federación de Sindicatos de Periodistas (FeSP), Dardo Gómez.

El borrador para el proyecto de Ley Orgánica de Garantías del Derecho a la Información de la Ciudadanía ya se ha presentado al presidente del Congreso de los Diputados, José Bono, así como a los portavoces parlamentarios del Grupo Socialista, Izquierda Unida y Convergència i Unió. También se le ha mostrado a la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE), ex miembro del Foro, y está previsto hablar con otros grupos políticos, los representantes de los empresarios y miembros de la sociedad civil. Finalmente acudirán a los representantes del Gobierno para recordarles su promesa electoral y hacerles ver que la autorregulación que proclaman algunos sectores, sobre todo empresariales, no se está cumpliendo, por lo que es preciso que alguien marque “las reglas del juego” si no queremos seguir viviendo en la ley de la selva, como ha apuntado el representante de UPIFC-Sindicato de la Imagen, Pere Monés.

**

El Foro de Organizaciones de Periodistas está integrado por la Agrupación de Periodistas de UGT y CCOO, la Federación de Sindicatos de Periodistas, el Colegio de Periodistas de Cataluña, el Colegio de Periodistas de Galicia y UPIFC-Sindicato de la Imagen.

Actualización (12 julio 2010)

El texto completo puede consultarse aquí.

En el documento también consta la participación de la Asociación Nacional de Informadores Gráficos de Prensa y TV.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Comunicación, Periodismo e información, Regulación. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Presentado en Cataluña un proyecto de ley orgánica para garantizar el derecho a la información de los ciudadanos

  1. valentin spindler dijo:

    derechos, deberes…. y NO se cumplen en gran parte en el tema de suicidio.

    Me gusta

  2. valentin spindler dijo:

    y no hablar del falta de control casí total en los nuevos medios, espec. INTERNET

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.