“Periodistas o lacayos”: la mirada crítica y autocrítica de José Luis Caballero

José Luis Caballero Fernández (Albacete, 1950), periodista con más de 30 años de experiencia, ha visitado esta mañana la Facultad de Comunicación Blanquerna para exponer a un grupo de estudiantes algunas de las ideas contenidas en su último libro, Periodistas o lacayos. Una aproximación al periodismo actual en España (Ed. Meteora).

El periodista ha explicado que, tras dejar el periodismo hace un año, su objetivo es aportar una mirada “crítica y autocrítica” de la profesión periodística. Caballero ha cuestionado el concepto de información que parecen manejar algunos medios de comunicación (que confuden lo que interesa a la audiencia con lo que es realmente interesante) y ha lamentado que ésta no se verifique como debiera.

Entre las cuestiones de contenido, el autor ha criticado que se confuda la política con el partidismo, la cultura con el espectáculo, la sociedad con el corazón, la economía con la empresa y la actualidad con la crónica de sucesos. Por lo que respecta a la forma de trabajar, ha resaltado el abuso de internet como fuente de información.

José Luis Caballero ha animado a los estudiantes a volver a las clásicas preguntas formuladas por Harold Laswell -Quién, Qué, Cómo, Cuándo, Dónde, Por qué- y actuar éticamente, esto es, “hacer las cosas de la manera en que uno decentemente cree que deben hacerse”.

El profesional ha insistido en la importancia de buscar hechos, en el sentido de aportar datos y pruebas que permitan corroborar la realidad de lo sucedido; y ha evitado en todo momento hablar de búsqueda de la verdad, que deja para “sacerdotes y filósofos”.

A pesar de las críticas, el periodista ha matizado que el periodismo en  España goza, en general, de “buena salud”, y ha reconocido que su libro se centra más en los aspectos negativos de la profesión que en los positivos.

Y entonces llegó el coloquio…

Y el primer alumno que participó le ha preguntado por las soluciones. ¡Me la ha quitado de la boca, sí señor!

Caballero respondió con mucha humildad, y apuntó que no estaría de más volver a dar más protagonismo a los Consejos de Redacción, donde el trabajo, según él, se plantea y se resuelve de forma colectiva, en equipo. También ha comentado que los medios se han convertido en empresas de cualquier cosa, no sólo de información, gestionadas por profesionales del Márketing y del Derecho, y que estaría bien que los periodistas recuperan cierta capacidad de decisión.

Su “desprecio” de la verdad y su “aprecio” por los hechos también ha requerido alguna aclaración, ya que un alumno no entendía por qué un periodista no debía buscar la verdad. Caballero ha explicado que los hechos son demostrables, comprobables y, hasta cierto punto, incuestionables, mientras que la verdad puede generar controversias. Le hecho un capote y, si no le interpreto mal, creo que equiparaba verdad a un elevado nivel de abstracción y/o generalidad y, por tanto, la consideraba más fácil de malinterpretar y puede que de manipular.

Yo le he planteado que la sola ética profesional no basta, que existen problemas estructurales como él mismo ha reconocido, y le he preguntado qué le parecía el asociacionismo y la autorregulación para mejorar las cosas. Y ha respondido lo siguiente: “Una voz unida es un camino, y deberíamos ser más conscientes de eso”.

Y ha habido más preguntas, pero creo que no me dejo nada importante.

Ah, bueno, sí… ¿Tú eres periodista o lacayo?

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Periodismo e información y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a “Periodistas o lacayos”: la mirada crítica y autocrítica de José Luis Caballero

  1. Moises dijo:

    El periodista no debe perder algo tan humano como cierto espíritu de búsqueda de la verdad, si con ello no queremos que pierda también la noción de la realidad. Filo-sofía significa búsqueda, tendencia, amor a la verdad, algo muy humano que toda persona en su sano juicio no debería dar la espalda. Si los datos y pruebas son apreciados por ser objetivos lo son son también por ser en cierta medida “verdad”. No querer ir más allá, quedarse en el detalle de los hechos sin querer buscar más allá es lo que los griegos denominaban “idiota”, que etimológicamente significa precisamente eso.

    Me gusta

  2. doctorandaenconstruccion dijo:

    Moisés, es un placer contar con tus aportaciones. Yo también pienso que dar la espalda a la verdad termina pasando factura. Encantada de conocerte.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s