El periodismo, visto por un sociólogo

A veces viene bien que alguien nos mire desde fuera y nos diga lo que piensa de nosotros. Con sinceridad. Aunque duela. Es por ello que os recomiendo la lectura de dos artículos sobre el periodismo escritos por el profesor de Sociología de la Universidad Complutense de Madrid, Félix Ortega: “El díficil equilibrio informativo” (2005) y “Un periodismo que va a la deriva” (2007).

El autor realiza un relato bastante verosímil de la situación del periodismo en España, si bien yo le hubiera agradecido que concretara más algunas de sus afirmaciones, que entiendo que pueden herir algunas sensibilidades y, por ello, conviene fundamentar muy bien. No obstante, creo que su lectura puede ayudarnos a periodistas, directivos, empresarios, accionistas, académicos y ciudadanos a saber el terreno que pisamos para, desde ahí, saber hacia dónde encaminar nuestros pasos.

Muy resumidamente, Ortega dice que el periodismo español se caracteriza por la yuxtaposición de dos modelos de periodismo muy diferentes: uno que apuesta por la información y otro que utiliza ésta al servicio de causas ajenas a la profesión. En el primer caso, se apuesta por unos periodistas profesionalizados, bien formados y capaces de distinguir contenidos realmente informativos de pseudoinformación. En el segundo, se trata simplemente de una actividad donde cabe cualquiera que consiga altas cotas de audiencia (dinero) e influencia (poder).

El autor reconoce que España no es el único país donde existe mal periodismo. “Lo que es específico de nuestra sociedad es la extensión del fenómeno y su no aislamiento dentro de algunos circuitos, que debieran [ser] claramente diferenciados del periodismo que busca el rigor (aunque a veces se equivoque), permite el pluralismo interno dentro de los medios, así como la existencia de controles de regulación profesional, ya procedan de organizaciones, ya de cada medio en concreto” (2007, p. 6 de 10).

De hecho, el sociólogo se pregunta cómo es posible que los periodistas y las organizaciones que les representan no reaccionen pública y eficazmente para denunciar lo que no es información sino mera publicidad o propaganda. ¿Tenemos una doble cara los periodistas? Ortega cree que sí: “El periodista español es un dios Jano: frágil y precario de puertas adentro de los medios de comunicación, engreído y prepotente de puertas afuera” (2005, p. 4 de 8). ¿Será que no queremos ver nuestra realidad, tan precaria, tan inestable, tan irresponsable?

Porque Félix Ortega también denuncia que los periodistas se han escudado en que son simples “mandados” de la empresa para justificar la baja calidad de su trabajo. Mejor dicho, meros operarios al servicio de los empresarios y los periodistas directivos para los que trabajan (que, como muy bien señala el autor, van prácticamente de la mano).

¿Soluciones? Se me ocurre que lo primero que deberíamos hacer es aclararnos. ¿Qué tipo de periodista quiero ser? O, tal vez mejor, ¿quiero ser periodista o quiero ser otra cosa (legítima, pero otra cosa)? Si quiero ser periodista, entonces tengo que formarme para realizar un trabajo de calidad (aquí habría que hablar mucho de las Facultades de Comunicación, que el autor apenas menciona, pero tampoco puede ser una excusa). Y si soy periodista, debo aceptar que puedo equivocarme y que, en ese caso, debo rectificar. Y más todavía, prosigue el sociólogo. El periodista tiene el deber de denunciar lo que hacen otros profesionales cuando, bajo el nombre de periodistas, intentan confundir a los ciudadanos. Por eso tiene sentido que nos unamos para defender el periodismo y hacer efectiva, de una vez por todas, la autorregulación. Y si no, sigamos a la deriva y, cuando caigamos por el barranco, asumamos que nosotros tampoco hicimos nada para cambiar la situación. Asumamos que fuimos nosotros mismos quienes nos empujamos al vacío.

Posdata. Recuerda: sinceridad, aunque duela.

 Foto: http://www.ucm.es/info/socvi/ortega/index.html

 

Esta entrada fue publicada en Periodismo e información y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a El periodismo, visto por un sociólogo

  1. Maite dijo:

    Muy cierto todo lo dicho al respecto; hay muchas formas de ejercer el periodismo y muchas de ellas no deberían ser dignas de recibir ese nombre. Hay periodistas porque tienen la carrera pero la verdad es que yo soy de la opinión que la labor que realizan la podría ejercer cualquiera como de hecho queda demostrado por el intrusismo que sufrís en la profesión por parte de personas que a lo mejor ni siquiera estudiaron. ¿qué tipo de periodismo es aquel que se encarga de comentar con quien se acuesta Fulanito? ¿qué tipo de periodismo es aquel que se ejerce al comentar por ejemplo Gran Hermano?

    Buen fin de semana.

    Me gusta

  2. doctorandaenconstruccion dijo:

    Muy buena reflexión, MN. ¿Será que pienso lo mismo? 😉

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s