Una oportunidad para la ética

No sé qué efecto produce en ti la palabra “ética” o las personas que la pronunciamos. ¿Rechazo, atracción, indiferencia?puerta 

Como bien sabes, a mí me atrae el ámbito de la ética periodística, y quiero explicarte por qué. Mejor dicho, quiero que comprendas por qué es importante tener presente la ética.

La ética tiene que ver con la parte ideal de las personas. Esto significa que la ética presupone que las personas podemos ser más -o menos- de lo que efectivamente somos en un momento concreto. En última instancia, la ética da por hecho que, a pesar de los condicionantes genéticos, biológicos, psicológicos, educativos y culturales, tenemos un margen de maniobra, tenemos libertad.

La ética, por tanto, nos ayuda a reflexionar sobre la mejor manera de sacarnos el máximo partido, no sólo desde un punto de vista parcial como el estético o el profesional, sino sobre todo global, es decir, teniendo en cuenta todas las dimensiones de nuestra personalidad.

Tal vez tengas una imagen más negativa de la ética. Puede ser que alguien -una persona o una institución- haya apelado a la moral (un sinónimo muy desprestigiado y que por eso evito) para conducirte a algún lugar al que no querías ir, para forzarte a ser alguien que no querías ser. Que no te confunda una mala experiencia. La ética existe para ayudarnos, no para manipularnos ni machacarnos.

La ética, por tanto, es una herramienta que nos ayuda a ver la maravillosa persona que podemos llegar a ser y a actuar en esa dirección -porque esa energía maravillosa ya está en nosotros-. Como puedes ver, tiene una dimensión teórica (es un conocimiento) y otra práctica (es acción); y, en otro sentido, una ideal (nuestro potencial) y otra real (lo que ya somos).

La ética profesional, también llamada deontología, no puede obviar al hombre en su conjunto, si bien se centra más en su faceta profesional. Pero de eso ya iremos hablando. Hoy me conformo con que comprendas que la ética no impone ni obliga a nada, sino que impulsa y potencia lo mejor de ti. Eso no significa, no nos engañemos, que no comporte sacrificios y renuncias. Pero de eso ya iremos hablando. Hoy me conformo con que le des una oportunidad a la ética, con que te des una oportunidad a ti mismo.    

 Imagen: http://cuentosdeprincesas.blogia.com

 

Esta entrada fue publicada en Ética. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Una oportunidad para la ética

  1. Maite dijo:

    Querida Eva: veo que volviste con fuerza de tus vacaciones y te animaste a escribir sobre un tema no sólo importante sino además muy necesario no sólo para el individuo en particular sino también para el funcionamiento de la sociedad que debe mantener aquello que los clásicos llamaban “el bien común”.
    Bienvenida al trabajo y espero que todo siga bien con tu tesis.
    Un abrazo de tu amiga la filósofa.

    Me gusta

  2. leo dijo:

    Una vez alguien me definió a la ética como el manual de instrucciones para el buen funcionamiento de la persona humana…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s